TENEMOS UN PROBLEMA

Natalia Málaga, símbolo de la garra en el voley, habla claro.


Es cierto que las chicas de la Selección Peruana de Voley nos dieron una tremenda alegría con la clasificación para el mundial de Japón. Es cierto que, gracias a su divina patadita, ahora todos estamos enamorados de Elena Keldibekova. Pero no se puede ocultar que la Selección, como equipo, tiene un serio problema de actitud.

El partido jugado hoy ante Brasil fue decepcionante, sin garra, totalmente entregadas. Al finalizar el tercer set entendimos claramente el mensaje de nuestras chicas: "ya cumplimos ante Argentina".

Los dejo con las declaraciones de Natalia Malaga despues del triunfo ante Argentina y después de la derrota de hoy.

NATALIA MALAGA (Perú 3 - Argentina 0)


NATALIA MALAGA (Brasil 3 - Perú 0)


Videos: ZetaLikes

ENLACES:
Por una Cultura Ganadora - Liana Fernández
A un mundial no se va... - Guillermo Oshiro
El café llegó cargadito - Patrick Espejo
Humillante realidad - Expreso
Vóley en sintonía - Jerónimo Pimentel
La net del coraje - Malapalabrero
De vuelta a casa - La República
¡Gracias, chicas! - Phillip Butters
Pienso lo mismo - Ivlev Moscoso
Les dieron duro - Correo
¡Podemos más! - La Primera
Buena, Málaga - Rossana Echeandía

7 comentarios:

Troba dijo...

Deberían de dar trabajo a todas las olímpicas, en todas las categorías...

Carlos Morales dijo...

Todo lo que dijo es totalmente cierto, y lamentablemente esa actitud es aplaudida, alentada por casi toda la prensa nacional.
Y esa actitud se llama CONFORMISMO, COMPLEJO DE INFERIORIDAD, que están a un paso de un titulo en el que también somos campeones: LA MEDIOCRIDAD.
Para un deportista incubar ese espíritu es salir derrotados antes de entrar a la cancha, sino pregúntenles a los futboleros.

Jus dijo...

TODO SOBRE LA FERIA DEL LIBRO DE LIMA 2009... INFORMES TODOS LOS DÍAS

http://libertadperiodistica.wordpress.com/

Jus dijo...

JUAN ACEVEDO (EL CUY)EN LA FERIA DEL LIBRO:
http://libertadperiodistica.wordpress.com/

Luis Aguirre dijo...

Bueno, en general la situación es un poco injusta y no tiene que ver con el coraje, bastante bien demostrado con Argentina. Natalia Malaga hablo en ultracaliente luego del partido contra Brasil. El dia anterior, en cambio, subrayó el "gran sacrificio de todas las chicas". No se ven muy bien esos cambios de rollo tan veloces y menos frente a cámara. Digamoslo asi: no fortalece para nada ninguna moral de equipo.

Pero una cosa sí es verdad. La tensión acumulada hasta el partido contra Argentina se distendió por completo luego del triunfo. Eso se notó en un reportaje en canal 2. Bromas, chistes, relajo total. Sin duda, el animo de todas era que ya se habia cumplido el objetivo. La concentración de competencia simplemente se volatilizó. ¿Estuvo bien? No estuvo bien en la medida que todo el Peru estaba viendo el ultimo partido (lo que más resalto Man Bo Park), pero sí es comprensible. En el futbol pasa a cada rato.

Este renovado interés en el voley me hace pensar en qué diablos sucedió (o no sucedió)los últimos veinte años. ¿Qué clase de desmanejos hubo? ¿Quiénes son los responsables? ¿Cómo pudo vetarse a la Debeldikova? Y también podríamos hablar del tenis con la Davis. En un blog de El Comercio se contaban los terribles abandonos que sufrian los jugadores, uno con laureles deportivos. ¿Y qué onda con el talentoso ajedrecista Emilio Córdova que ahora jugará por México? Al parecer no solo hay Burgas en la Federacion Peruana de Fútbol.

saludos

Luis Aguirre dijo...

Error: es Keldibekova. No he dormido bien.

Carlos Morales dijo...

No, no Luis Aguirre, no es una situación en caliente. Creo que si le volvieran a preguntar a Natalia Malaga ahora, creo que diría lo mismo, pero con palabras más tranquilas.
Y es que no es cuestión de ánimos, sino de MENTALIDAD, de carácter, de espíritu de lucha y esos factores como pueblo, los tenemos bien bajetones, demasiado quizás e impiden entre otros motivos, tener mentalidad de ganador, no solo para un partido, sino para todos y en todos los espacios.
Esa tara tiene que ser curada, como?, siendo conscientes de la misma y hablando en voz alta.
Es como el racismo, no se va, por que si, sino porque lo miramos, lo denunciamos, etc.
Ese espíritu derrotista y de menos abunda en el fútbol, sino pregúntenles a los del Alianza Lima, el club más popular del Perú, y que nunca ganó nada en el extranjero y casi siempre dio pena, pese a sus grandes jugadores.
Uno de los grandes momentos del fútbol peruano se dio en los 70s y no fue casualidad que había un gobierno populista, nacionalista y que intentaba rescatar lo peruano como lo mejor. Y si, claro era una dictadura militar, pero por primera vez en nuestra historia rescataba "lo nuestro".