QUERIDO MAESTRO

Luis Jaime Cisneros: algunos párrafos de su columna


















"Una institución de estudios superiores no amerita en el mundo científico por el tamaño de sus edificios ni por el número de alumnos. Lo que se tiene en cuenta es qué investigan y qué publican profesores y alumnos. Las tesis de los graduandos dicen el grado de validez de cada institución de estudios superiores".

"Si los alumnos no estudian con interés y voluntad, (digámoslo sin miedo) la culpa es de los docentes, que creen que el mérito se mide por la antigüedad y el sueldo. El mérito, en asuntos pedagógicos, se mide por el saber. Saber las cosas y saber transmitirlas son los que ameritan".

"La escuela debe dedicar horas para reflexionar con los alumnos sobre la moral, sobre la verdad, sobre el espíritu, y debe resaltar lo que significan para despertar y robustecer la vocación por la verdad, por la justicia, por el desarrollo, por el triunfo de la ciencia".

"La universidad implica reflexión, curiosidad profunda y constante en el tiempo. Supone tolerancia para con las ideas ajenas. Exige aprender a escuchar, base imprescindible para que las propias ideas sean recibidas con esperable atención y puedan suscitar el necesario debate".

"Sociedad que no lee es una masa inerte de huesos a la intemperie. La lectura nos permite robustecer la fe en el hombre. Mediante ella lograremos revalorar lo esencial de nuestra condición humana. Somos seres pensantes, dialógicos. Gracias a la lectura, somos personas".

"No se trata de estudiar para aprobar un curso, ni de estudiar para dar examen. Se trata de aprender a vivir gracias a la lectura. Se trata de descubrir (y comprobar) cómo el lenguaje es capaz de ayudar a nuestra propia realización como humanos".

"Algunas instituciones universitarias han perdido la fe en su objetivo esencial y han cedido a la tentación bursátil: dan la impresión de ofrecer mercadería para vestir bien, oscureciendo así su natural deber de convocar a la búsqueda del conocimiento y a trabajar para su perfección".

"La lectura nos vincula con el pasado y nos abre el camino hacia el porvenir. Leer nos permite descubrir cómo el lenguaje nos une con nuestro semejantes. Si no sabemos nada sobre el lenguaje, no sabremos nada sobre los otros. Y si no sé nada sobre los otros, sabré muy poco de nosotros mismos, que somos el prójimo de todos ellos".

"No hay que ‘enseñar’ a leer. No lo conseguiríamos nunca. Hay que aprender a invitar a leer. A leer se aprende leyendo: leyendo con entusiasmo, leyendo con interés, leyendo con pasión, ingredientes todos ellos del provecho".

"Si un profesor no escucha, no alcanza a ser comprendido. Y si un profesor no se deja comprender, no es maestro de calidad. Si no hay calidad en el maestro, no tendremos nunca alumnos de calidad, y el Perú será un triste país de opereta".

"Si a la universidad llegan estudiantes que no han sabido enfrentar el beneficio de la duda científica, nada obtendremos con recomendarles textos que no pueden leer ni tareas que no sepan comprender. Debemos, para ser exigentes desde la hora inicial, enseñarles a aprender".

"El libro de texto escolar debe cumplir con una virtud primera y esencial: sembrar inquietudes, promover dudas y preguntas para que el estudiante vaya entrenándose en pensar y reflexionar, sobre todo en alta voz. Si el libro no lo logra, no está cumpliendo con su tarea".

















Fotos del sitio Flickr de Gustavo Kanashiro

2 comentarios:

gerardo cailloma dijo...

Gran maestro, Luis Jaime. Tenía esperanza que un día hubiese en el Perú reales profesores, aquellos que combinaban saber con pedagogía. Que su ejemplo sea un reto para los educadores y los que dirigen este pilar de una sociedad. Ojalá.

ERSandov dijo...

Tenemos un Premio Nobel en literatura gracias a Mario Vargas Llosa, estamos celebrando el centenario del nacimiento de José María Arguedas, ahora nos llega la noticia del sensible fallecimiento de Luis Jaime Cisneros.

Y El Comercio, La República, y las librerías toman como máximo referente actual de la literatura peruana a Silvia Nuñez, alguién que se retiró de la universidad al 2do ciclo de estudios y cuyo único mérito es hacerle el hijo a un bisexual escritor. Pobre Luis Jaime estará revolcándose en su tumba...