ESTOCOLMO ERA UNA FIESTA

El Premio Nobel de Literatura lee su discurso.

















Estimado Mario Vargas Llosa. Usted ha encapsulado la historia de la sociedad del siglo veinte en una burbuja de imaginación. Esta se ha mantenido flotando en el aire durante cincuenta años y todavía reluce (Per Wästberg, Academia Sueca)

La entrega del Nobel

Image and video hosting by TinyPic







Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

La cena de Gala











Image and video hosting by TinyPic

Galería principal de MVLL

5 comentarios:

Troba dijo...

Un pedazo de cada peruano, sea cual fuera su raza, credo o ideología, lo haya leído mucho, poco o casi nada, estuvo también allí, orgulloso.

Luis Enrique Alvizuri dijo...

Señor Heduardo:

1. Esto es lo más parecido que he visto a las películas de Sissi emperatriz, en donde la felicidad del una reina tenía que ser, por necesidad, la alegría de todo un pueblo. ¿No era que estamos en el siglo XXI y en los tiempos de la Democracia? Realmente estas escenas serán, mañana, de antología, pues mientras un mundo entero se debate entre el hambre, la miseria y la pobreza como nunca se ha visto unos cuantos ricos, riquísimos, viven ignorándolo todo y hablan del sistema como el único posible y el mejor, y que no puede haber otro.

2. Estamos, inevitablemente, entre dos visiones del mundo, entre dos perús: el Perú de los ricos, blancos y pro occidentales de toda la vida, quienes efectivamente viven en una "fiesta sin fin", como si la historia no les tocara a las puertas anunciando una gran catástrofe que no se quiere ver, y el Perú auténtico, el del pueblo, el que no recibe nada de esa riqueza que solo queda en los bolsillos de los "patrones".

3. Ya lo he dicho varias veces y lo vuelvo a repetir: el señor Vargas Llosa representa lo que en su momento fueron tanto Riva Agüero y Chocano: el intelectual del poder, el que defiende la perpetuidad del sistema, el defensor de los ricos, el que dice lo que se debe decir y por ello es premiado. Lejos está, por supuesto de Arguedas y Vallejo, quienes vienen a ser la otra visión, la del ser humano real, del que sufre, del que vive la vida como es y no como la riqueza fantasea. Pero estos no fueron premiados porque no estuvieron cerca del poder ni defendían sus ideas. Sin embargo, en el corazón de los peruanos, son quienes tienen el verdadero premio que solo un pueblo puede otorgar a quienes realmente lo representan.

Muchas gracias.

Necia dijo...

luis enrique:

1. te estaba echando de menos, compare, ya decia yo que en cualquier momento aparecia mi party pooper favorito

2. no se encuentra en todo lado gente que nos eche a perder la fiesta en forma tan ordenada como tu

3. si las cosas fueran como dices, no habrian premiado a los chilenos mistral y neruda que fueron de izquierda ni a gabo marquez, que tbn lo es

muchas gracias (y disculpa que mi compu es socialista, quiere a las letras desnudas, sin acentos ni enies que les discriminen el derecho de mostrarse tal como son)

Luis Enrique Alvizuri dijo...

Señor Heduardo:

1. Esta no es realmente una respuesta a las atentas, y no tan descaminadas, apreciaciones de mi estimada amiga Necia, pero es algo que no deja de llenarme de dudas que, ojalá, no se concreten con los años. Acabo de extraerla de la Internet dada a difusión por Wikileaks y seguro que va a dar que hablar y reflexionar.

"Aleksandr Solzheitsyn, acérrimo opositor de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS), quién destacó como escritor, historiador y por obtener el Premio Nobel de Literatura en 1970, falleció hace poco más de dos años pero hasta el final de su vida colaboró con EE.UU. actuando como "asesor" cuando no podía informar sobre los asuntos internos del gobierno ruso."

2. Creo que no hace falta más comentarios.

Muchas gracias.

Elmo Nofeo dijo...

Y es que en la época de Mistral, Neruda y de García Marquez ser de izquierda era ser in.