LAS MALDITAS VUVUZELAS

Fotos Internet















Las vuvuzelas, esos insoportables artefáctos del demonio que nos están arruinando el Mundial, son instrumentos sagrados para los sudafricanos aficionados al fútbol. Ellos no conciben el fútbol sin ese ruido infernal. Nkemeleng Nkosi (The Associated Press), nos cuenta la historia de las vuvuzelas. Aunque usted no lo crea, estas cornetas diabólicas tienen una historia. Al diablo con la interculturalidad.















.

Preparánse para las vuvuzelas
Por Nkemeleng Nkosi

El visitante extranjero en Sudáfrica para la Copa del Mundo no demorará mucho en darse cuenta lo que es una vuvuzela cuando en un estadio miles de las trompetas de plástico hagan la clase de cacofonía que ha provocado que más de un futbolista pida su prohibición. Pero en Sudáfrica nadie se mete con las vuvuzelas, son sagradas.

El secretario general de la FIFA Jerome Valcke dice que no ha recibido una queja formal sobre el instrumento con el que el aficionado sudafricano hace ruido y docenas de empresas ya están produciendo vuvuzelas al por mayor para el torneo.
















Ndaba Sdombe tiene 23 años y vende vuvuzelas a 20 rands (2.50 dólares) cada una. No quiere saber que las mismas sean vedadas: "Me arruinaría el negocio". También opina que las vuvuzelas son lo que le ponen colorido al fútbol en su país. "Sin ellas el partido se vuelve aburrido. ¿Cómo podría gozarse?". Niel van Wyk, representante de Masincedane Sports, un fabricante de vuvuzelas con sede en Pretoria, informó que la producción de los últimos tres meses ha igualado la de todo el año pasado.

















Si se traduce literalmente, vuvuzela significa "hacer mucho ruido", en zulu, uno de los 11 lenguajes oficiales de Sudáfrica. Pero también existe la kuduzela, que hace un ruido aún más fuerte. Y no se olvide de la mini vuvuzela, con un sonido más agudo. Otros aficionados se cuelgan sus vuvuzelas en cascos de construcción que son decorados con los colores de la selección sudafricana.














Ayanda Dube, de 27 años, cree que las vuvuzelas tienen una gran influencia en el desempeño de los jugadores. "Se inspiran y juegan con más fuerza". Un grupo en Ciudad del Cabo acaba de formar una orquesta de vuvuzelas para realizar presentaciones con las cornetas de plástico. Y hasta la Compañía Sudafricana de Tapones de Oídos ha diseñado un tapón con forma de vuvuzela. El vocero de la empresa Andrew Chin dice que el producto está por salir de la fábrica y que tienen órdenes que ya alcanzan las 70.000.

















La historia de la vuvuzela es confusa. Tanto un grupo cristiano sudafricano como un fanático el fútbol reclaman su paternidad. Enoch Mthembu asegura que su iglesia Shembe creó la primera vuvuzela, pero que su primer nombre fue "ibhomu" y era de material metálico. Freddy Maake, sin embargo, asevera, que la idea surgió de la pieza de una bicicleta. Encontró un socio con la compañía Boogie Blast y las vuvuzelas empezaron a ser fabricadas en forma masiva.

















Lucky Sekati, un hincha local de 29 años, dice que su mejor consejo para los visitantes para el Mundial es comprar una vuvuzela para "probar y así entender la cultura sudafricana".
"Cada país tiene lo suyo, algunos tocan instrumentos, otros cantan y nosotros hacemos sonar vuvuzelas", sostuvo.

The Associated Press (05/26/2010)

3 comentarios:

Necia dijo...

chévere. ya sabes lo que te voy a regalar para tu cumpleaños, necio... y para el día del padre, la navidad, año nuevo... uno por día creo que sería lo ideal

Insana dijo...

Nada con las Vuvuzuelas..si en la Tv son insoportables, qué será en pleno estadio, lo mismo que un pito, para celebrar un gol ya pasa, pero TOOOOOOODO EL PARTIDO escuchando ese zumbido... Wákala
:-S

Anónimo dijo...

jajajaja

TA CHEVERE EL SONIDO

Y LOS QUEJONES PORQUE NO DICEN NADA CUANDO VAN A LAS DISCOTECAS, POLLADAS O A LOS CONCIERTOS

ES LA ALEGRIA AFRICANA APRECIEMOS PARTE DE SU CULTURA SEAMOS TOLERANTES

GUILLERMO