REGALAZO

"La guerra contra Sendero Luminoso es quizá uno de los pocos eventos del Perú como nación, una verdadera guerra nacional, la única que tuvimos y que ganamos con el aprendizaje de tres gobiernos. ¿Cómo es posible, entonces, que las élites le entreguen semejante obsequio al fujimorismo?"








LOS JUICIOS A FUJIMORI

Por Víctor Andrés Ponce

Luego de que el tribunal sentenciara a Alberto Fujimori a 25 años, se empieza a notar, con increíble nitidez, dos reacciones: la del Perú oficial y la del Perú real. Los partidos políticos, los medios de comunicación y las élites celebran la severidad de la corte y reconocen que se trata de un hito histórico para la democracia peruana y latinoamericana. Se trata del Perú oficial. Sin embargo, en las ciudades emergentes y andinas que rodean los barrios mesocráticos de Lima y en las áreas rurales del país, Fujimori se 'victimiza’ y los líderes fujimoristas señalan que la implacable condena “es el triunfo de Sendero Luminoso”.

Negar que Fujimori se victimiza es una verdadera irresponsabi-
lidad para el futuro de la democracia, al igual que lo fue y lo es pretender ignorar el filo del hacha humalista. ¿Por qué gran parte del país reacciona de esa manera ante la sentencia? Un error tan monumental, como los errores de la República de Weimar y la República española antes de las noches fascistas, es el haberle regalado al fujimorismo el triunfo sobre Sendero Luminoso.

La guerra contra Sendero Luminoso, junto a las grandes migraciones, es quizá uno de los pocos eventos del Perú como nación. Las bombas terroristas estallaban en las comunidades colgadas de la puna, en las ciudades, en los barrios mesocráticos y encumbrados de Lima e, inclusive, destrozaban las ventanas de Palacio de Gobierno y de las embajadas extranjeras. Una verdadera guerra nacional, la única que tuvimos, y que ganamos con el aprendizaje de tres gobiernos. ¿Cómo es posible, entonces, que las élites le entreguen semejante obsequio al fujimorismo?

















El fujimorismo está envalentonado por el presente. Sus líderes tienen la conciencia de que, aquí al 2011, la sentencia judicial colisionará con la sentencia política. Allí está el juego y allí está la estrategia. A estas alturas, con los acontecimientos en curso, el ingreso de Keiko Fujimori a la segunda vuelta se presenta como una real posibilidad.

Sin embargo, en medio de esta tormenta política que se avecina, y no obstante la confiada reacción del Perú oficial, se filtra un rayo de claridad. Todo indica que Keiko Fujimori pulverizará en la segunda vuelta a Ollanta Humala, de modo que la única manera de evitar el regreso del fujimorismo al poder será evitando que el humalismo siga avanzando.

Las mismas encuestas que favorecen al fujimorismo dicen otra verdad: los únicos candidatos que pueden vencer a Keiko, aparentemente, son Alejandro Toledo y Lourdes Flores. El Perú tiene una fortuna especial. A pesar de los yerros de su élite y de la ceguera de sus partidos políticos, como si Dios fuera peruano, el país tiene un enorme margen de maniobra.
(Publicado hoy 9/4/2009 en Perú 21)

ENLACE:
LLANTA DE PRENSA - Esta vez las tres llantas están dedicadas a analizar la sentencia a Fujimori.

5 comentarios:

Coco dijo...

Me parece que es indispensable informar a la gnete sobre la realidad de la lucha contra el terrorismo y hacer vox populi el hecho que el asesino no eliminó el terrorismo: http://utero.pe/2007/09/12/fujimori-y-la-caida-de-abimael/

Ni tampoco mejoró la economía, si no que aplicó un mal plagio del plan económico de MVLL: http://www.youtube.com/watch?v=Opy_85BtNek&feature=PlayList&p=8DB90040BAE62393&index=0&playnext=1

YO, SI OPINO dijo...

Que gran mentira y que gran artificio de Víctor Andrés Ponce mi compañero de promoción en la Facultad de Derecho de la U.N.M.S.M. allá por los años 80', cuando 'vaporito' o 'manotas' así le llamábamos a Victor Andrés Ponce era un furibundo dirigente de Izquierda, y lo repito: Víctor Andrés Ponce era un 'rabioso', furibundo con espumarajo en la boca dirigente de izquierda y en ese tiempo éramos amigos en lo personal pero opositores en lo político, yo era un aprista en San Marcos que daba el pecho en el tiempo del TERRORISMO y VICTOR ANDRES PONCE era un IZQUIERDISTA radicalísimo, además ambos éramos casi vecinos cuando vivíamos en la zona de Zárate, yo vivía en esas épocas en la VIPOL de Zárate y Victor Andrés en los aledaños pero en Zárate del distrito de SJL. Bueno, pues, pasa el tiempo y don Víctor Andrés Ponce al parecer ha sufrido una transformación monstruosa ahora es un gonfalonero de la DERECHA y goza de las mieles del poder y de las pesetas que al parecer le lanza la OLIGARQUIA a la que él condenaba y maldecía pordoquiera plaza y calle pasaba arengando la lucha popular. Que pena sinceramente, parece que los izquierdistas o 'rabanitos' (como le decíamos los apristas a los marxistas-leninistas o comunistas) son cortaditos como por una tijera, y tendrían una estrategia común: Si se dan cuenta el "gran cambio" del extremista YEHUDE SIMON con el del supuesto periodista VICTOR ANDRES PONCE (que yo sepa nunca estudió periodismo, y no me consta que haya terminado derecho tampoco) pues hay exactitudes asombrosas y símiles como dos gotas de agua. Ambos son terrible y temibles CONVERSOS y la fé del CONVERSO realmente es temeraria. Como temeraria es la tesis de Victor Andrés Ponce que esgrime en el presente artículo, lo cual no resiste el más mínimo análisis, Keiko Fujimori ya cayó en desgracia y no verá a su padre salir de prisión hasta por lo menos 18 años hacia adelante si es que no fallece en el intento y por lo tanto, ella está a punto de ir a prisión en cualquier momento, basta una simple denuncia del sector que persiguió a su padre para que del Parlamento pase a Santa Mónica, así de sencillo y de fácil, Alan podría hacer la finta de apoyarla, pero al parecer parece que la va a utilizar para que sirva de cortina de humo para su verdadero candidato que ya lo tiene en mira. Víctor Andrés Ponce que pena me da mirarte cuando te miro.

FULANO dijo...

Hay que tener cuidado con lo que dice Victor Andres Ponce, varias veces ha demostrado tener su corazoncito alanista.

HEDUARDO dijo...

En este caso me interesa resaltar algo que Ponce describe muy bien: Cómo le hemos regalado pasivamente a Fujimori, y solo a Fujimori, el mérito de la derrota del terrorismo. Por esa razón el movimiento más corrupto de la historia tiene opción de ganar el 2011, todos creen que estamos en deuda con el fujimorismo cuando en realidad ese triunfo fue producto del aprendizaje y la experiencia acumulada de varios periodos. No me importa si es la madre Teresa o Lucifer quien nos hace tomar conciencia de ello.

Anónimo dijo...

Que se ha fumado ese periodista. Hacer esas predicciones que parecen mas buenos deseos de un fujimorista.
La guerra contra el terrorismo la ganaron los ronderos, el pueblo que se organizo y lucho contra los terroristas.