UN NOTABLE POST DE JAIME BEDOYA

Leer a Jaime Bedoya es un placer del que nadie debería privarse. Pero si a la reconocida calidad de su pluma le añade un tema de palpitante actualidad política y moral, entonces tenemos ante nosotros un texto irresistible. Gracias Jaime por autorizarme a reproducir tu post.


















.

Entre la Incertidumbre y el Insulto

Por Jaime Bedoya


Tener serias objeciones morales para votar por el retorno del fujimorismo no convierte a quien las tenga en un humalista instantáneo.

Tener serias objeciones sobre el fujimorismo supone deplorar el ejercicio de la administración pública como una demolición sistemática de instituciones, derechos y personas a favor de intereses privados. Disolver y reelegirse, por ejemplo.

Tener serias objeciones sobre el fujimorismo supone discrepar de un pragmatismo salvaje en donde el crecimiento económico justifica la compra de políticos, el alquiler de broadcasters, y se postula el daño colateral como cavernario valor democrático.

Tener serias objeciones morales sobre el fujimorismo es rechazar la institucionalización del clientelaje político de los más pobres, el enriquecimiento ilícito de los gobernantes y la coima pura y dura (sino la cárcel) a quienes se opongan a lo anterior como mediocre resignación a lo que en el Perú se debe entender por tecnología, honradez y trabajo.

El vertedero de insultos de buena parte del fujimorismo a quienes los confrontan con estas objeciones, basadas en hechos factuales y no supuestos, confirma que el problema aquí no es la señora Keiko, seguramente una buena señora. El problema es la matriz de su candidatura: un ex presidente que fugó del cargo, postuló al congeso japonés como refugio, y luego fue condenado en juicio público a 25 años de cárcel. Entronizar una dinastía de usufructo familiar en base a estos antecedentes raya entre la histeria y el masoquismo. Una dignidad demolida por once años de sicosociales y de comedores a cambio de votos, y un descreimiento del bienestar democrático tras la insolidaridad de quienes sucedieron a Fujimori.

Dicho eso, Humala sigue siendo una incertidumbre. Parafraseando a Marx (Groucho), su candidatura militar es a una candidatura lo que la música militar es a la música. Por eso es que el voto en blanco o viciado, si bien deleznables, siguen siendo opciones. Por más paracaídas que se lleve puesto sortear el abismo supone siempre un salto al vacío. Lo patético es que quienes intentan minimizar el riesgo de suicidio que supone esa alternativa, Mario Vargas Llosa el primero, reciban a cambio el peor guano posible, el de la intolerancia potenciada con la ignorancia. Lo patético es que una empresa de capital extranjero, Saga, haya sido la primera en señalar que seguirán invirtiendo gane quien gane. Las elecciones no solo son justas cuando gana el candidato que uno quiere.

El insulto como doctrina y la manipulación informativa como sistema de propaganda fueron características del peor fujimorismo. Ambos están ahora operativos. No hay confesión más sincera de ello que despedir periodistas honestos por temor a su neutralidad (sic). Una opinion pública bien informada es peligrosa cuando hay algo oscuro que esconder. El problema en este caso es que lo oscuro se filmó en video. Y, casi todo, ya se vió.

Tener objeciones al retorno de una metastasis social como la que el fujimorismo dejó en el país no requiere de humalismo. Requiere de auto estima. Más fácil aún, con sentido común basta.

Publicado el 28/4/2011 en el blog "Trigo Atómico"

1 comentario:

Alf dijo...

Tener serias objeciones en votar por humala, no me convierte en fujimorista instantaneo.
Estar en contra de los humalas no me convierte en una persona que admita la corrupción, como algo aceptable. No significa que yo no tenga objeciones morales con la candidatura de Keyko, ni me convierte en una persona con mediocre resignación. Es mas, voy mas alla que Jaime Bedoya y pienso que la Keyko es una inmoral, Ya que siendo congresista falto casi dos años a su trabajo, pero cobró puntualmente todos los meses a nuestra costa.
Pienso ademas, que votar por ella, no me hace inmoral, ni mella mi dignidad.
Humala no es una incertidumbre, es una cereteza del desastre que nos espera. Dicen que con Fujimori tenemos pruebas, pero que con humala, no, solo dudas. Yo digo ¿Que mas pruebas que el plan de gobierno de humala, presentado en blanco y negro este mismo año?. Por eso no son dudas, sino certezas.
Por supuesto que estoy en desacuerdo con Vargas Llosa, pero tambien estoy en desacuerdo con los que lo insultan.
Para mi votar por humala es elegir con certeza ser nuevamente pobres y la pobreza, no tiene nada de heroico y digno, la pobreza es cruel y miserable y en ella tambien crece la corrupción y el odio. ¿ O ustedes creen que recibir dinero de chavez para su campaña, no es igualmente inmoral?. Decir: ¿Ya no pieno como pensaba, para ser elegido, no es inmoral?. ¿Somos tan tontos los peruanos que le creemos?. Podemos ser tan candidos y decir que Humala no recibió dinero de chavez?
Ambos candidatos son inmorales, no me cabe la menor duda.
Solo que uno nos lleva al desastre económico y la otra no lo sabemos.

Cuando Alemania era dueña de Europa e Inglaterra luchaba sola contra ella, Hitler ataco Rusia y Churchill, declaro: Nadie ha sido más energico opositor del comunismo, de lo que yo he sido en los ultimos veinticinco años, no retirare una sola palabra de lo que yo he dicho de ese regimen sanguinario, Pero ahora cualquier estado que combata a Hitler, puede contar con nuestra ayuda".
Yo no pido pactar con los Fujimoristas, ni mucho menos, Tampoco he cambiado de parecer en cuanto a esa banda de bribones y pillos, pero tendría que estar loco en no evitarle a mi pais un desastre económico seguro.
Winston Churchill fué inmoral, por pactar con Rusia, un gobierno Genocida?. ¿Yo seré inmoral por votar por Keiko?. Por supuesto que no.
¿Vamos a mandar al diablo tantos años de esfuerzo, de sacrificios, de privaciones y votar por humala, solo por que Los Fujimoris son unos inmorales?, votar por ellos me hace inmoral y mediocre?. Tendríamos que ser muy necios para afirmar esto positivamente.
Es mas, para todos los que van a votar viciado, por que creen que asi no convalidan a los Fujimoris, yo les digo que yo votare por La Keiko, pero a su vez digo en voz alta y fuerte, que ella es igual que su padre una inmoral y que estaremos vigilantes, con sus pillerias.
Por lo pronto, si el Grupo "El comercio", continua avasallando a sus periodistas, yo ya no compraré mas sus periodicos.