MARIO, VOS SOS AMÉRICA

Carta de Julio Cortazar a Mario Vargas Llosa en 1965, luego de leer el manuscrito de "La casa verde". Antes de su publicación.



















Que un argentino te dedique un elogio debe ser equivalente a recibir un Premio Nobel, pero que un escritor argentino como Cortazar le diga a su colega peruano Mario Vargas Llosa "Vos sos América, la verdadera luz americana" y "mejor que todos
los otros novelistas latinoamericanos vivientes", era como para que Mario Vargas Llosa apagara su luz americana y se fuera a dormir complacido por el resto de sus días.

Sólo dos párrafos de la carta de Cortazar al hoy Premio Nobel, luego de leer el manuscrito de "La casa verde", antes de que esta notable novela fuera publicada. Aunque recomiendo leer la carta completa porque es una clase maestra de Literatura:

"Bueno, Mario Vargas Llosa. Ahora te voy a decir toda la verdad: empecé a leer tu novela muerto de miedo. Porque tanto había admirado La ciudad y los perros, que tenía un casi inconfesado temor de que tu segunda novela me pareciera inferior, y que llegara la hora de tener que decírtelo (pues te lo hubiera dicho, creo que nos conocemos). A las diez páginas encendí un cigarrillo, me recosté a gusto en el sillón, y todo el miedo se me fue de golpe, y lo reemplazó de nuevo esa misma sensación de maravilla que me había causado mi primer encuentro con Alberto, con el Jaguar, con Gamboa. A la altura de los primeros diálogos de Bonifacia con las monjitas ya estaba yo totalmente dominado por tu enorme capacidad narrativa, por eso que tenés y que te hace diferente y mejor que todos los otros novelistas latinoamericanos vivientes; por esa fuerza y ese lujo novelesco y ese dominio de la materia que inmediatamente pone a cualquier lector sensible en un estado muy próximo a la hipnosis (y eso no significa pérdida de lucidez, sino paso a otra forma de lucidez, que es el milagro de toda gran novela, de un Lowry o un Joyce Cary o un Dostoievski, y no te pongas colorado, peruanito, que yo no elogio así nomás a nadie, aunque sea un amigo muy querido)".

"Has escrito una gran novela, un libro extraordinariamente difícil y arriesgado, y has salido adelante por todo lo alto, como diría alguno de nuestros compañeros españoles. Me río perversamente al pensar en nuestras discusiones sobre Alejo Carpentier, a quien defiendes con tanto encarnizamiento. Pero hombre, cuando salga tu libro, El siglo de las luces quedará automáticamente situado en eso que yo te dije para tu escándalo, en el rincón de los trastos anacrónicos, de los brillantes ejercicios de estilo. Vos sos América, la tuya es la verdadera luz americana, su verdadero drama, y también su esperanza en la medida en que es capaz de haberte hecho lo que sos".

4 comentarios:

Ari ... :3 dijo...

Bien Heduardo, me encanta tu blog, te seguiré leyendo. Interesante post, muchas gracias por la información.

Ramiro Ch. Miranda dijo...

¡Yo soy San Marcos!

Jorge García Ayala dijo...

Monumental hallazgo Heduardo. Un millón de gracias.

LuchinG dijo...

Chévere la parte en la que le dice que las máquinas de escribir no se tiran de los techos en Paris.