CARLÍN NO USA CONDÓN

Caricatura de Carlín publicada hoy 16/10/2009 en La República
















Lo único que puede explicar una caricatura tan embarazosa como esta es que Carlín no se pone condón antes de dibujar, como hacemos los dibujantes que sí somos responsables. Esperamos que el artículo que hoy publica Patricia del Río en Perú 21 haga reflexionar a nuestro genial caricaturista.

Mientras tanto, a pesar de que el tema del aborto está en todo su apogeo, el Presidente García prefiere no meter su cuchara.

Image and video hosting by TinyPic

ENLACES:
No se puede debatir el derecho a la vida - Federico Salazar
Asumiendo el costo de una decisión - Océano de Mercurio
¿Cuánto vale la vida de una mujer? - Alberto Adrianzén
¿Y si mejor nos ponemos condón? - Patricia del Río
Mezquindad, cinismo o ceguera - Santiago Pedraglio
Aborto y madurez de la mujer - Rincón de Schultz
Abortando la ley ¿De quién? - Café Taipá
2,600 millones de pobres - César Hildebrandt
¿Y la vida del concebido? - Óscar Díaz Muñoz
La defensa del más débil - Efraín Vasallo
Aborto: dejando decidir - Cecilia Blume
Mejor aborta tus ideas - Verdeopinión
En defensa de la vida - Ministro de Salud
El dúo Cipriani-Rey - César Lévano
La hipocresía mata - Jorge Bruce
Yo no he abortado - Rocío Silva Santisteban
Poder, sólo poder - Andrés Bedoya Ugarteche
Dos - Raúl Wiener

7 comentarios:

Solitario de Sayan dijo...

En nuestro país, donde la vida y salud de los niños está expuesta a las pandemias, del hambre, la desnutrición, a los vejámenes de violencia y atentados contra su integridad sexual, corporal, con igual incidencia que los robos, toda invocación a sus derechos, parece una mofa de mal agüero, no hacemos nada por ellos, y nada hacemos para evitar que las madres pobres se vean rodeadas cada vez de mas niños macilentos, que sera de su educación, del pan y abrigo en calorías de cada dia, de un empleo para cuando crezcan y exijan mas derechos, entonces y solo entonces contrataran expertos judíos en exterminio. Ese es el precio de nuestra hipocresía. Dejen pues que se culmine el trabajo de reglamentación de un Tema que está reservado a quienes lo padecen y deben superar quizas con un poco de pecado, pero sin escándalo por favor.

Anónimo dijo...

Extraordinario comentario del Solitario de Sayan.

verdemundo dijo...

No entendí el comentario. Y tampoco al anónimo. Yo sólo entiendo que esto lo deben decidir las mujeres embarazadas que quieren o no abortar.

verdemundo dijo...

Pucha ya no me enlazas... tienes razón, yo tampoco me enlazaría.

HEDUARDO dijo...

Disculpa Verdemundo, se me pasó. Ya corregí esta embarazosa omisión.

verdemundo dijo...

Pucha que llorón que me veo porque no me enlazabas... no importa.

Gracias.

FULANO dijo...

Me quedo con lo manifestado por Santiago Pedraglio a propósito de las posturas de Cipriani y Rafael Rey sobre este tema:

"Todo esto muestra, además de dogmatismo y oportunismo, una brutal falta de respeto por la mujer. No otra cosa es, ciertamente, impedir a una víctima de violación la oportunidad de decidir –libre de castigos divinos y terrenos– cómo continuar su vida. Está claro: esta Iglesia sigue siendo machista; sus preceptos continúan siendo dictados –o no actualizados, que no es lo mismo pero es igual– por los hombres que conforman sus altas esferas. Por eso, sin cambiarle ni una coma, se puede repetir acá una afirmación de la abogada afroamericana Florynce Kennedy (1916-2000): “Si los hombres pudieran quedar embarazados, el aborto sería un sacramento”."