LA MIRADA DE CLAUDIA LLOSA

Solo hay que recorrer nuestra inquieta blogósfera para darnos cuenta que existe un creciente interés por saber qué nos trae la película peruana premiada con el Oso de Oro. Gracias a esta entrevista de nuestro colega de Perú 21, José Gabriel Chueca, tenemos a Claudia Llosa contandonos de qué se trata esta teta que ha asustado a algunos pero que ha emocionado a la mayoría.
















“Lo mío es una mirada, no quiero mostrar la realidad”

Todos lo vimos: el Oso de Oro del Festival de Cine de Berlín fue para La teta asustada, de Claudia Llosa, que ya antes había obtenido galardones con Madeinusa. Conversamos con esta joven, talentosa y decidida cineasta que revela una nueva mirada sobre ser peruano y ser peruana.

Autor: José Gabriel Chueca

"La teta asustada está muy hermanada con Madeinusa. Temas como la sanación y la recuperación de la autoestima vienen impulsados por lo que removió Madeinusa. Necesitaba hacer algo más positivo, más esperanzador, buscando soluciones. No es que las pueda encontrar yo mediante el cine –sería muy pretencioso–, pero sí quería emprender un camino hacia la luz”. Así resume la relación de La teta asustada con su primera película.

Comparando ambas, en Madeinusa hay sexualidad femenina y religiosidad. En la segunda, en vez de la religiosidad, entra la violencia política.
Madeinusa estaba llena de barroco. La teta… se despoja de todo ornamento. El viaje lo requiere. La película habla de limpiar. Eso se debe ver reflejado en la imagen. La película no muestra nunca lo obvio. Trata de acercarse sinuosamente por las esquinas. Siempre he tratado de evitar lo político, de mostrar las caras o los culpables. La mía es una película que habla sobre lo emotivo, sobre lo que perdura, lo que queda.

¿Cómo se relacionó usted con el tema de la violencia? ¿A través de personas, de lugares…?
Serían incontables las personas que he tenido cerca afectadas directamente por la violencia. Son historias personales, no como para hablar de ellas públicamente. No he sido testigo de ello. Yo participé en esto como tantos limeños que vimos el terrorismo llegar a Lima, pero cuando estaba ya en sus últimas. Quizá por eso puedo hablar de este tema con menos ataduras y con más frescura. Pero pienso que más importante que el contacto personal con el hecho en sí es cómo lo aborda uno, cómo lo enfrenta y lo toca desde su sensibilidad. No se trata tanto de qué ha vivido uno como en qué medida se ha visto uno afectado, desde su posición; y mi posición es de artista.

Y como mujer.
Y como peruana y como persona. En ese sentido, he tenido la necesidad de hablar de ello y mostrarlo desde una postura que no había sido tocada.

¿Cómo así está tan familiarizada con el mundo andino?
No es familiaridad. Creo que es necesidad de pertenencia, de fascinación que, además, ha sido fomentada por mi familia y mi entorno. A pesar de que las distancias son obvias, lo importante, al final, son los puentes que uno puede crear hacia lo que le atrae.

Es la materia prima.
Lo mío es una mirada. No pretendo mostrar la realidad. Cuando hay una cámara de por medio, la realidad se trastoca y se convierte en ficción. En ese sentido, yo la defiendo únicamente como ficción. Lo que muestro es mi conexión con el dolor y mi intento de acercarme, pero no solo a la parte dolorosa de la vida sino, también, a la parte hermosa, porque la película muestra muchas otras facetas: de risa, de festejo, celebración...

En la pantalla, su relación con Magaly Solier es como la de un pintor con su musa.
Siento una fascinación con Magaly en todo sentido: como profesional, amiga, colega. Creo que tiene un talento sobrenatural, y ella, digamos, se deja pintar. Es una cosa muy intuitiva y, a la vez, buscada. Creo que, cuando vean su trabajo en la película, verán que se requiere también de mucha fuerza para retratar el fuero interno de Fausta.

En la premiación, la actriz Tilda Swinton abrazaba muy efusivamente a Magaly.
Ella tenía una energía fuerte fuera de lo normal. Yo la quería abrazar y no despegarme. Es impactante. Ella tiene esa capacidad especial.

¿Ustedes crearon la canción en quechua que cantó Magaly en la premiación? Al poco tiempo empezaron a circular traducciones por Internet.
La escribí yo, como parte del guión, y Magaly la musicalizó. Me emocionó mucho que la cantara. Además, aparece en un momento muy importante de la película.

Mucha gente se emocionó hasta las lágrimas con su canto.
Fue muy especial. Muy fuerte. Creo que todo el mundo lo ha sentido tanto como se vivió. Era surrealista. Lo hemos vivido con mucha sinceridad y con mucho agradecimiento porque, ojo, aquí se han confabulado muchas cosas. Hay que rescatar al maravilloso jurado que conectó con una película como esta y la defendió, porque había obras muy buenas. Fue una mezcla de esfuerzo, trabajo, talento y, al mismo tiempo, suerte.

8 comentarios:

verdemundo dijo...

Yo también escribí de la teta asustada en mi blog. Ehhh!!! (ahora me quieren linchar ohh!!)

Aquiles Martin dijo...

El espectacular regreso del negro "Chueca" jajajaja qué apellido más chistoso.

Era q hablen de racismo pes, le faltó tocar carne al entrevistador, una pregunta como, "has pensado que si con magaly ganaste el oso, conmigo podrías ganar un óscar???"

Aquiles Martin dijo...

"contándonos" de qué se trata esta teta.

lleva tilde porque es esdrújula y todas las putas esdrújulas llevan tilde.

HEDUARDO dijo...

Bien, les cuento: Aquiles me para corrigiendo cada vez que me olvido de una tilde (cosa que hago con mucha frecuencia), son comentarios que me recomienda no publicar. Pero eso de "las putas esdrújulas" me ha dado tanta risa que lo voy a publicar. Esta vez no haré la corrección, para que siga dando risa. Gracias Aquiles.

Carlos Morales dijo...

Si pero nadie dice nada sobre Claudia Llosa, aparte de que es sobrina de Mario y que estudio en tal parte, pero nada mas. ¿Es casada o soltera? y esos datos que le gustan a la gente. ¿Puedes dar esos datos Heduardo? Los fans te lo agradecen.

Otro si digo, las entrevistas de Jose Gabriel Chueca son lo mejor de Peru21, luego de los "Heduardicidios" por supuesto.

Anónimo dijo...

Que no viste al patin que se la chapó luego que dijeron: la tietha, asushtada? Piña pes causa

Anónimo dijo...

Se llama Jordi (Giordii)

Anónimo dijo...

ya tas vengado necio, ya le hice correcciones al akiles, que a él también se le escapan las tildes y anda cambiando de sexo a ciertos personajese literarios.

ya te dije akiles, no fastidies a mi necio, con tildes o no, así te gusta entrar aquí, así que no seas cargoso.

necia