INFIERNO EN GAZA

.












Dos periodistas de peso, César Hildebrandt y Fernando Rospigliosi, escriben hoy sobre el infierno en Gaza. Dos puntos de vista diferentes sobre la tragedia que conmueve al mundo. ¿Y qué dice sobre este tema nuestro "Hombre del año" Barak Obama? Mas mudo que Luis Castañeda.
















INVASIÓN EXTRA Y TERRESTRE

César Hildebrandt

Ya están, por tierra también, los que han venido a salvar, en la Franja de Gaza, la civilización occidental que supuró a Bush y encarna la Unión Europea.

Por aire, mar y tierra las fuerzas que documentan a Dios ensanchan a plomo limpio la tierra prometida, esa patria viva que nació por decisión de la ONU y su resolución 181, esa patria exigente que todo lo pide y que, a cambio, sólo exige el exterminio de quienes se interponen.

La estrategia es, como lo subraya Jennifer Loewenstein, directora asociada del Programa de Estudios sobre Oriente Medio en la Universidad de Wisconsin, sepultar el sueño de un Estado palestino.

Israel, en efecto, jamás lo quiso y ahora, con Obama bancado por el lobby israelí que encabeza el radical Steven Spielberg, puede estar más seguro que nunca de que ese sueño-pesadilla (sueño para los palestinos y pesadilla para la derecha israelí) no se cumplirá.

Ayer las fuerzas terrestres del ejército israelí han entrado a no dejar vivo nada que se mueva de modo hostil en la Gaza que tampoco les pertenece, como no les pertenece la Cisjordania que ocupan y donde han construido miles de asentamientos que confirman su imparable expansión, como no le pertenecen el Valle del Jordán ni el Jerusalén Este que detentan a fuego de fusil.

Buena cosecha para ser el primer día: el fuego de artillería de Israel ha volado una mezquita en Beit Lahija, al norte de la Franja, con todos los que estaban rezando adentro. Catorce muertos y 30 heridos, todas víctimas civiles.

Hay decenas de muertos (por lo menos otros 30) que la propaganda israelí describe como “terroristas caídos en acción”. Es imposible creerle a un ejército de criminales. Sería como creerle a Hitler cuando juraba que los sudetes serían la última reivindicación que demandaría a Europa.

Y ya no hablemos de esta Europa, que ayer, a través del checo presidente semestral que padece, justificó la invasión terrestre de Israel diciendo que “es defensiva”.

¿Para esto se apartaron los checos del comunismo de los tanques? ¿Para que un pobre diablo disfrazado de idiota justificara los tanques de Israel y dijera que quien invade se defiende?

Ya son cerca de 490 los muertos y más de 2,500 los heridos. Pero son palestinos. Son muertos consentidos, casi deseados, del todo prescindibles. Son los judíos de 1936, los armenios de 1915, los fusilados de Madrid del 39.

El drama de los palestinos es que su sufrimiento no tiene fin. No hay fecha límite para lo que Israel decida hacer con ellos. Si eligen a Fatah, Abbás los termina traicionando. Si eligen a Hamás, como lo hicieron con el 60 por ciento de los votos en elecciones supervisadas internacionalmente, Israel los ahoga, primero, y los aplasta después.

Si miran a Europa, hallarán el cinismo de siglos. Si miran para el mundo árabe, encontrarán al sórdido Egipto y a las monarquías putrefactas del petróleo y al rey jordano cuyo padre estaba en la planilla de la CIA.

Entonces miran a Siria y por eso son terroristas. Entonces miran a Irán y por eso son terroristas. Y lo dicen, sin rubor alguno, quienes han hecho del terrorismo una doctrina de Estado, una ciencia asistida por las divinas providencias.

La situación de Gaza queda retratada por la descripción hecha ayer por Raji Sourani, voluntario del humanitarismo palestino:

“Los heridos ya no pueden atenderse. Estamos sitiados. A la lista de los muertos hay que añadir noventa cadáveres que no han podido identificarse dado el estado de destrozo en que se encuentran”.

Hamás es fuerte porque surgió en 1987, de la ira acribillada de la segunda Intifada. Y es fuerte porque no se ha vendido ni se ha dejado amaestrar como lo han hecho los herederos indignos de Arafat. Por eso es que Israel está en Gaza: para exterminar a Hamás, el único movimiento que puede hablarle a Israel con el lenguaje que Israel entiende como humano: el de la convicción y el de la fuerza.

Apenas meses después del triunfo de Hamás en las elecciones de enero del 2006, Israel declaró que Gaza era “una entidad hostil”. El plomo y la muerte que hoy caen como una maldición sobre la Franja sólo son la aplicación de una política de Estado: la liquidación de un movimiento y, si es necesario, del pueblo gazauí que lo acompaña.

A eso han llegado Bush, la mediocridad irremediable de Europa y la indiferencia del mundo: a tolerar que la política del medio oriente se haga a costa de montañas de cadáveres y a permitirle a Israel todos los desmanes que el fascismo armado puede cometer.

Y, sin embargo, es posible que Israel fracase. No por debilidad, desde luego, sino por las mismas razones que lo llevaron a la derrota ante Hizbolá en el sur de Líbano. La resistencia de Gaza está por verse y su capacidad de sacrificio también.

“Si el objetivo de la ofensiva es destruir a Hamás, la pregunta más importante es si esto es una meta alcanzable. Si no, los bombardeos no son sólo crueles, bárbaros y reprensibles, sino también absurdos”, ha escrito el famoso pianista y director de orquesta judío Daniel Barenboim, un hombre lúcido que parece avergonzarse de la simpleza asesina de quienes hoy mandan en su país.

“Si, por otro lado, es realmente posible destruir a Hamás con operaciones militares, ¿cómo imagina Israel la reacción de Gaza después de ello? Un millón y medio de residentes de la Franja no se arrodillarán reverencialmente ante el poderío del ejército israelí. No debemos olvidar que antes de que los palestinos eligieran a Hamás, Israel los apoyaba en una táctica para debilitar a Arafat...”, ha reflexionado Barenboim, que fuera esposo de esa celista inigualable llamada Jacqueline Du Pré.

Frente a Barenboim y el heroico pacifismo judío están, claro, los halcones que dominan la escena.

“Patria Judía” es un sitio del Internet que se difunde en todos los idiomas, empezando por el hebreo, desde Buenos Aires. Allí se expresa, sin pudores, el “patriotismo israelí”.

¿Qué decía ayer “Patria Judía”?

Después de llamar terrorista al subcomandante zapatista Marcos por denunciar la masacre de Gaza, “Patria Judía” describía así la matanza de la mezquita en Beit Lahiya:

“Ayer volaron una mezquita que contenía misiles y bombas, mandando a otros diez genocidas palestinos al séptimo cielo del pedófilo... Flor de paliza se les viene encima”.

El pedófilo es Mahoma. Los “palestinos genocidas” eran civiles que estaban rezando.

¿Y cómo trata “Patria Judía” el asesinato del dirigente de Hamás Nizar Rayan en un bombardeo aéreo que mató a su esposa y a sus ocho hijos?

Lo trata de esta manera:

“Otra rata gorda fue a visitar a Mahoma. Israel mata a uno de los principales líderes de Hamás en la Franja de Gaza”.

Debajo de la foto de Nizar Rayan aparece la siguiente leyenda:

“Chau basura, saludos al pederasta de tu profeta”.

Y bajo la foto de la casa destruida del líder de Hamás, la frase siguiente:

“Así quedó la casita de Rayan”.

La gracia de “Patria Judía” es que expresa, sin hipocresías ni antifaces, el discurso de la derecha fascista israelí. La que hoy gobierna ese país nacido como contestación mundial al genocidio nazi.
















CARNE DE CAÑÓN

Fernando Rospigliosi

Los ataques de Israel a terroristas palestinos en la franja de Gaza han suscitado manifestaciones en todo el mundo. Incluso en el Perú, un pequeño grupo protestó ante la embajada de ese país.

Cuando ocurre lo contrario, nadie protesta. ¿Por qué?

Hace algunos años, terroristas palestinos suicidas volaban con cierta frecuencia ómnibus o restaurantes en Israel, atestados de hombres, mujeres y niños. Los israelíes pudieron, luego de muchas víctimas, detener los atentados.
Para lograr ese objetivo, atacaron a los terroristas en sus guaridas, construyeron un muro, aplicaron sanciones, etc. Medidas que en su momento, por supuesto, originaron también manifestaciones de protesta. Pero nunca nadie realizó nada parecido cuando los muertos eran civiles judíos.

Tampoco recuerdo haber visto manifestaciones en el Perú, ni en ninguna otra parte, cuando terroristas musulmanes, financiados por Irán y protegidos por autoridades argentinas, volaron en 1994 el local de la mutual judía en Buenos Aires matando e hiriendo a cientos de civiles inocentes. O cuando en 1992, terroristas musulmanes lanzaron un coche bomba contra la embajada de Israel en Buenos Aires matando e hiriendo a cientos de personas.

Hamas, que controla la franja de Gaza, se hizo del poder en una elección el 2006 y pronto estableció una feroz dictadura fundamentalista, cuyo primer blanco fueron otros palestinos, los de Al Fatah, de inmediato masacrados y expulsados. Los dirigentes de Al Fatah, incluyendo a su presidente Mahmud Abbas, están ahora en Cisjordiania.

El gobierno de Hamas es corrupto, ineficiente y dictatorial. Mantiene a los palestinos de la franja de Gaza en el atraso y la miseria. El único propósito explícito de los dirigentes de Hamas, es destruir Israel y echar a los judíos al mar.

Israel es el único Estado democrático de la región, donde los árabes que son ciudadanos, votan y tienen representación en el Parlamento, que es el que elige al gobierno.

El lugar más sagrado para los judíos del mundo entero, la explanada del Templo, en Jerusalén, está ocupado por dos mezquitas musulmanas. Ese Templo fue construido y reconstruido por los judíos durante miles de años, mucho antes que existiera el Islam. Pero ahora los judíos no tienen acceso a la explanada, están prohibidos de entrar por los musulmanes, a pesar que se encuentra en la capital del Estado de Israel. Los israelíes aceptan ese absurdo, y se limitan a orar en una las paredes del viejo Templo, el Muro de los Lamentos.

En sólo 60 años, los israelíes han edificado sobre una pequeñísima porción del desierto, un país próspero, a pesar que durante toda su vida han tenido que defender su existencia cada día, dedicando tiempo y recursos a la seguridad.

Israel se retiró de la franja de Gaza y Cisjordania, concediéndoles autonomía a los palestinos. Ese podría haber sido el primer paso para que constituyan un Estado independiente. Pero los fundamentalistas palestinos, que se imponen sobre el resto de la población, no han utilizado esa autonomía para mejorar las condiciones de vida del pueblo sino para oprimirlo y atacar a Israel.

Los fundamentalistas palestinos están financiados por otros fundamentalistas musulmanes que no tienen ningún interés en que el pueblo palestino mejore. Su único afán es usar a los palestinos como carne de cañón contra Israel, “mantener la herida abierta”.

Con la cantidad de dinero que poseen los gobiernos musulmanes –árabes e iraní-, si quisieran hubieran podido convertir los territorios palestinos en lugares florecientes, como su vecino Israel.

Dedicándole sólo una mínima fracción de los miles de billones de dólares que han ganado en las últimas décadas con el petróleo, a ayudar a los palestinos, hoy día Gaza y Cisjordania podrían ser tan boyantes como Israel.

Pero no lo son. Viven en la miseria y el atraso porque así les conviene a los gobernantes de los Estados musulmanes y a los fundamentalistas palestinos.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Rospigliosi escribe igual sobre casi todos los temas: "estos son los buenos", "estos son los malos". Antes Vanguardia Revolucionaria, hoy Retaguardia Conservadora. Fundamentalista por naturaleza?
Claro, dira que los que pensamos asi somos tontos utiles, romanticos y blablabla. Un computador programado lo haria mejor.

El peso lo tendra por su influencia en la prensa peruana. A mi me da verguenza ajena un razonamiento tan basico.

Anónimo dijo...

Bueno ya.

Y su punto de vista Sr. Heduardo?

Se demoro bastante en postear algo sobre Gaza en vez de distraerse con Metallica, Ramones, la cumbia y el ombligismo blogero de los "Mas Mas del 2008"

Plop!

Ramon C.

HEDUARDO dijo...

De acuerdo, Anónimo. Mañana mismo me voy a pelear en Gaza contra Israél. Te prometo no escribir sobre temas humorísticos ni poner música hasta que se acabe la violencia en el mundo. Ahora por favor dejame la dirección de tu blog para saber cómo se hace un blog ejemplar.

HASTA LA VISTA BABY dijo...

HILDEBRANDT COMO SIEMPRE CON SENSIBILIDAD Y AGUDEZA EN EL ANALISIS.
A FERNANDO ROSPIGLIOSI ... LE PREGUNTO. ¿PORQUE NO HACE UNA COLUMNA SOBRE LA SITUACION DEL PERU CON LA MISMA OPTICA DE (CARNE DE CAÑON) .

ERSandov dijo...

Es una pena ver esas bombas de racimo caer sobre Gaza, y pensar que recien el año pasado todos los paises del mundo suscribieron su acuerdo a la prohibicion y uso de estas. (109 paises la suscribieron)

Sin embargo, a excepcion de Israel, EEUU, China no quisieron suscribirla que mal caramba.

http://es.wikipedia.org/wiki/Bomba_de_racimo

Te me caiste Rospi, tanto les debes a Toledo y a Elianne que haz perdido el punto de vista en este asunto...

ERSandov dijo...

Seria bueno que tambien recomiendes la columna de hoy dia (05/01)de Guillermo Giacosa: http://peru21.pe/impresa/noticia/solidaridad-puede-cambiar-camiseta/2009-01-05/234863

HEDUARDO dijo...

Hola ER Sandov, he puesto el enlace al artículo de Giacosa en el post "Holocausto", donde se verá mejor.
Saludos y gracias por tus comentarios.

Pao Ugaz dijo...

Hola Heduardo,
Te dejo un post sobre el mismo tema:
http://reportajealperu.blogspot.com/2009/01/masacre-en-gaza-es-la-guerra-peor.html

saludos

PAO

ERSandov dijo...

me da tanta colera que quiero dejar un ultimo comentario:

Que mal Rospi, en primer lugar como es posible que un pais como Palestina este dividido en 3 partes separadas entre si donde es "imposible" recorrerlo todo sin tener que pasar por rigurosos controles israelies, existe acaso algun otro pais que este partido en pedazos y que otro le impida la libre circulacion de sus habitantes, empieza por contestarme eso...

Que mal Rospi te me caiste

Anónimo dijo...

Señor Rospiglisi, como puede Ud. estar excusando una matanza dizque "selectiva" donde siempre mueren civiles (niños, mujeres, ancianos) los más indefensos.

Donde ataca Israel primero mezquitas, hospitales, escuelas; que estan haciendo?? La supuesta inteligencia de Israel ataca objetivos que no son militares para ningún ejercito del mundo. Según ellos buscan a los terroristas en estos lugares, acaso no se acuerdan de como abrían los vientres de las mujeres embarazadas en sus masacres, probablemente ahi buscaban a un terrorista.

Pobres neonazis, un día les llegara su tiempo, al igual que al gobierno estadounidense.