MAO

Dibujo mío de mi, publicado en los años setenta
















Si Mao Tsé-Tung o Mao Zedong fuera inmortal (como aún creen algunos), hoy día estaría soplando un huevo de velitas, ya que nació el 26 de diciembre de de 1893 en Shaoshan, provincia de Hunan. Al margen de la admiración o repulsión que cause su figura, es indudable que se trata de un personaje de una gran importancia histórica y que tuvo una tremenda influencia ideológica que incluso llegó al Perú.















En el artículo que publica hoy en el diario La Primera, César Lévano nos recuerda que Pol Pot en Kampuchea y Abimael Guzmán en el Perú fueron discipulos de Mao:

LAS MÁSCARAS DE MAO

César Lévano

El 26 de diciembre de 1893 nació Mao Zedong, el líder comunista chino que encarnó, con Stalin, una época de lucha revolucionaria y también de abuso del poder.

Mao, como Stalin, no sólo atentó contra su pueblo. Su autoritarismo encontró discípulos que copiaron al pie de la letra sus ideas simplistas y sus métodos de culto a la personalidad y eliminación física de opositores.

Pol Pot en Kampuchea y Abimael Guzmán en el Perú son vivo ejemplo. Este último ideó una “guerra popular” que dirigía desde una cómoda residencia limeña, mientras cientos de jóvenes daban su vida por el “Presidente Gonzalo”.

Aquí el artículo completo.





















Esta no es una de las máscaras de Mao. Ocurre que con los años estos personajes terminan convirtiendose en íconos gráficos o en fondos de pantalla, como el Ché Guevara.





















El culto a la personalidad ¿Se imaginan si Mao hubiese
sido blogger?

6 comentarios:

Aquiles Martin dijo...

póngale unas cejitas blancas, más tetas y unos buenos zapatazos y veremos a vivi y a gise bailando detrás de su mao.
cosas del perú moderno.

Anónimo dijo...

Lo mas patetico de los comunistas es que reniegan de sus propios lideres e ideologos cuando deberian cuestionar su ideologia que fue el instrumento para llevar a la ruina a sus paises.

Aquiles Martin dijo...

¿china en la ruina? vaya mundo extraño en el q vivo.

Sonia Luz dijo...

A propósito

"El cadáver estaba allí. (Estuvo)
Todo de gris, como un cuchillo.
La cabellera, gris.
La pulcra guerrera, gris.
...
El Hombre Gris, de acero.
La Eminencia de Acero, gris.
Triste ceniza que emprendió el asalto de un cielo, gris.
(Ay, camaradas,
los tiempos cambian
las estatuas de piedra gris
se desploman
los grandes retratos grises
se cuartean
el culto a la arbitrariedad
se quiebra
..."

Alejandro Romualdo
"Cuestiones de Leninismo"

En: Ni pan ni circo.
Roma, Fahrenheit 451, 2002 pp. 96-100

Anónimo dijo...

Lévano critica la violencia que ve por su ojo derecho. El izuierdo lo cierra para no ver la que hicieron sus camaradas de la URSS post Stalin y aquí su general Velasco Alvarado. Es un artículo reaccionario de la peor especie.

Marco dijo...

Hay mucha gente que habla mal de Mao, y de Marx; echándole la culpa de todos los males de este mundo. ¿Quién tiene la culpa de todo?. ¿Mao?¿Marx?¿o la cuadrilla de estúpidos que le hacen caso a sus ideas?.

Es como sí, no sé, mañana le hicieran caso al papá de los Humala. Cada quien puede decir o pensar algo, al final la culpa de todo la tiene la gente que lo sigue.

Al final, como dicen, se debe atacar las ideas con ideas, y con hechos concretos que acrediten que lo que se dice es la mejor opción.

Saludos