LOS AMIGOS DEL FLACO

Dos antiguos periodistas (un poquito mas antiguos que yo) escriben sobre aquellos tiempos en el diario Ultima Hora y sus dos personajes más representativos: Julio "Flaco" Fairlie y Sampietri.














¡SAMPIETRI VIVE!

Por: Justo Linares Chumpitaz

Lima, 19 de Noviembre

Estimados amigos:

El célebre dibujante Julio Fairlie Silva está internado en el Hospital Rebagliati, piso 10 C, cama 1073. Su dolencia aún no tiene diagnóstico, razón por la cual le someterán a exámenes que determinarán las causas y, consecuentemente, la forma
de su tratamiento.

Prueba de la calidad de su persona, es el hecho de haber cosechado innumerables y buenas amistades. En la actual circunstancia es destacable la constancia y generosidad de
dos de sus admiradores, los historietistas Carlos González y Juan Carlos Silva, quienes lograron, con ejemplar constancia
y tenacidad, su internamiento hospitalario y su traslado
desde Punta Negra a Lima.

Fairlie conserva absolutamente sus facultades mentales. Tiene 86 años. Lo que requiere es la cercanía de sus amigos. Visítenlo quienes puedan hacerlo de 5 a 7 pm todos los días. De otra manera llámenlo al 265-4901, anexo 10 C. En su casa atiende su hija Meche, fono 231-5490.




A pedido de quien les remite esta nota, el famoso flaco dibujó al más conocido personaje salido de su galera de mago dibujante, Sampietri.









En breve, esto es el 8 de diciembre próximo, Sampietri cumplirá 58 años de su nacimiento en las páginas del diario más popular de todas las épocas, Última Hora. Cuenta Fairlie que la idea del personaje se la dio Raúl Villarán, incluyendo el nombre que recuerda al zampón, vivaracho, criollo. Vivió en las páginas del periódico hasta la confiscación de este, en julio de 1974.

Desapareció victimado por los revolucionarios quienes lo asesinaron dizque por alienante.

Como podrán apreciarlo, Sampietri luce una cabellera totalmente canosa, testimonio que en el lápiz no ha podido vencer al tiempo. A través del apunte, Julio Fairlie quiere decirnos que sigue vivito y coleando. Dios quiera que por muchos, muchos años. Es Justo


EL FLACO FAIRLIE

Por: Alberto Mosquera Moquillaza

Conocí a Julio Fairlie, alias El flaco, en los sesentaitantos.
Ya era una leyenda del periodismo, del nuevo periodismo que había surgido en el tercer piso de la calle Baquíjano 745, en el jirón de la Unión, donde se editaba el diario Última Hora, uno de cuyos puntales era justamente el creador de Sampietri. Dicho tabloide, de la mano de Raúl Villarán, Efraín Ruiz Caro, Lucho Loli, Lucho Curié, entre otros otros jóvenes estudiantes y bohemios, había revolucionado el diarismo nacional, al adoptar una nueva manera de relacionarse con sus lectores: la priori-
zación de las crónicas policiales y deportivas y el uso del habla popular en sus llamativos titulares.

El flaco había puesto lo suyo en lo que era su salsa: la histo-
rieta y el humor. Sampietri fue su creación heroíca, y con este personaje, que reflejaba el modo de vida del limeño vago, mujeriego y pendenciero, Fairlie le ganó el vivo a otros perió-
dicos, que al igual que Última Hora antes de Sampietri, sólo publicaban historietas de origen extranjero.

Con Serrucho, de David Málaga, Boquellanta, de Hernán Bartra, Chabuca, de Luis Baltazar, y más tarde Angelitos, de Víctor Escalante, se redondearía el pool de artistas de la historieta, que ponían las tiras de un humor que nacía en la propia idiosincrasia popular, de ahí su gran éxito.



















Fairlie ya era una leyenda cuando lo conocí - siempre flaco y desgarbado- en medio del tráfago noticioso de todos los días. Contra lo que pueda suponerse nada de lo que se decía había cambiado la simpleza de su manera de ser. Hombre de mil oficios siempre, tenía algo que contar y de lo cual reirse, como ahora, en que a pesar de estar hospitalizado ha tenido la sufi-
ciente vena para volver a coger el lápiz, recrear su personaje preferido: Sampietri, ahora ya canoso - como lo advierte bien Justo Linares- y mandarnos un mensaje: ¡VIVOO! Estoy vivito
y coleando!
En el hospital Rebagliati, piso 10, cama 1073, el flaco vive ahora una gran batalla por su salud. Sus colegas y amigos se movilizaron para internarlo. Y ahora se mueven para que la subasta de originales de la historieta peruana, en solidaridad con el artista, sea un gran éxito. Ésta se realizará el jueves 4 de diciembre a las 7.30 pm en el Chifa Wa Lok de Miraflores; mientras que 2 días antes, en la Casa Mariátegui (Washington 1946, Cercado de Lima) se inaugurará la exposición de las historietas del flaco, por sus 60 años de dedicación al arte de la creación de historietas peruanas.

No faltemos a estas citas.


















Julio Fairlie y su nieta Lissette.

1 comentario:

LaNuez dijo...

Grandes notas, se hacia extrañar la gente que conoció en pleno apogeo a Julio Fairlie y son amigos suyos d siempre, con estas notas se hacen presentes aunque valga la aclaracion, si hay algun merito en el proceso de internamiento hay que señalar el trabajo de Carlo Gonzales, Heduardo, incluso Alfredo Marcos y Cesar Hildebrant, y de todo los miembros en general del colectivo de autores desde donde se tarto de apoyar de uno u otro modo, lo de Juan Carlos es un "ave María ajena" que seguro el mismo JCS se encargara de aclarar.
Saludos.
Javier Prado